Requisitos para servir en una misión

Uno de los lectores de este sitio me escribió y preguntó cuáles son los requisitos para servir en una misión. Fue entonces cuando me di cuenta de que nunca me había puesto todos los requisitos misioneros de tiempo completo en un solo lugar, así que aquí vamos.

Requisitos para Misioneros de tiempo completo

Missionary putting on name tag

El Señor espera que cada hombre jóven capaz, y muchas mujeres jóvenes, se prepararan espiritualment, físicamente, mentalmente, emocionalmente, y financieramente para el servicio misionero de tiempo completo. Servicio misionero de tiempo completo es un privilegio, no un derecho, y con el fin de calificar para este privilegio, los hombres jóvenes y las mujeres deben cumplir los siguientes requisitos:

  • Ser digno: El Señor espera que los hombres y mujeres jóvenes se mantengan limpios y dignos, nos arrepentimos, guarda los mandamientos, y vivir una vida justa. De este modo, pueden tener su Espíritu y representar al Salvador y Su Iglesia. Para más información sobre este tema, ver el reciente post en el sitio de Inglés con respecto a lo que significa ser digno de servir en una misión (in English / en Inglés).
  • Los requisitos de edad: Los hombres deben estar entre 18 y 25 y capaz de servir por 24 meses. Las mujeres deben ser mayores de 19 y capaz de servir por 18 meses. Hay algunas raras excepciones a la regla de 18 años para los hombres jóvenes. Si el padre de un joven es un presidente de misión, a veces el puede ir a una edad más joven.
  • Ser soltero y sin casarse. Las personas que se han divorciado, los jóvenes que han tenido hijos, o hermanas que han dado a luz a un hijo normalmente no se recomienda para servir misiones de tiempo completo.
  • Estar preparados espiritualmente: preparación espiritual es la lectura de las Escrituras y la oración regular, la construcción de la fe en Cristo, y el desarrollo de un testimonio de la verdadera Iglesia del Señor. También significa vivir los mandamientos y ser un ejemplo para los demás de lo que significa ser un verdadero seguidor del Salvador. Preparar espiritualmente también incluye el estudio y la comprensión de los principios del Evangelio, asistir a las reuniones con regularidad, y honrar el sacerdocio, si usted es un hombre joven.
  • Estar físicamente preparado: El trabajo misionero puede ser muy exigente físicamente. Muchos misioneros tienen que caminar o andar en bicicleta de hasta doce horas al día. Antes de servir, un médico debe certificar que el misionero potencial es físicamente capaz de manejar el trabajo. Un futuro misionero que tiene una discapacidad física o limitación médica puede o no puede ser recomendada para servir en una misión en función de la gravedad de la cuestión. En muchos casos, las personas con discapacidades físicas o enfermedades médicas graves todavía puede ser llamado a servir, pero a menudo tienen restricciones impuestas a exactamente cómo o por dónde van.
  • Estar preparado financieramente: los futuros misioneros deben comenzar a una edad temprana para ahorrar dinero para pagar los gastos de su misión. Misioneros y sus familias deben estar preparados para hacer sacrificios para proporcionar apoyo financiero para una misión. Sin embargo, los jóvenes que son dignos, no debe impedirse a servir en una misión únicamente por motivos económicos, cuando ellos y sus familias se han sacrificado de acuerdo a su capacidad.
  • Ser mentalmente y emocionalmente preparado: Una misión exige que los jóvenes sean de bien facultades mentales y que sean emocionalmente capaces de vivir y trabajar de forma independiente. Los candidatos para el servicio misionero que previamente han tenido importantes problemas mentales o emocionales deben ser estabilizadas y confirmado por un médico profesional para ser completamente funcional antes de ser recomendado para una misión. Los jóvenes que tienen graves problemas mentales o emocionales se les exonera honorablemente del servicio misionero, aunque muchos de ellos pueden, si así lo desean, participar como misionero de servicio de la iglesia.
  • Capaz de recibir la investidura del templo. Los futuros misioneros tienen instrucciones de ir al templo para recibir su investidura antes de iniciar su misión. Esto sucede generalmente dentro de algunas semanas o un mes antes de entrar en el CCM. Este requisito también significa, implícitamente, que los misioneros potenciales debe ser miembro de un año antes de comenzar su servicio misionero.
  • La ordenación del Sacerdocio de Melquisedec para los hombres jóvenes. Los jóvenes deben recibir el Sacerdocio de Melquisedec y ordenado al oficio de élder antes de ir a la misión y antes de recibir la investidura del templo. Al recibir el Sacerdocio de Melquisedec, como muchos de los otros pasos anteriores, requiere preparación y dignidad.
  • Recibir una bendición patriarcal. Muchos jóvenes van a recibir su bendición patriarcal mucho antes, a veces años antes, ir a la misión. No hay una edad establecida para recibir una bendición patriarcal, pero los misioneros tienen que conseguirlo antes de entrar en el campo misional.

Hombres y mujeres jóvenes que cumplen con estos requisitos puede fijar una entrevista con su obispo, comencer a llenar el papeleo misiónal, y completar los otros pasos del proceso de llamar a la misión. Por favor, recuerde que el servicio misionero de tiempo completo es una responsabilidad del sacerdocio de hombres jóvenes, las mujeres no deben sentirse obligados a servir en una misión.

Requisitos para Misioneras Parejas de tiempo completo

Los requisitos de las parejas mayores, para servir en una misión son similares en muchos maneras a los jóvenes, con algunas diferencias.

  • Los requisitos de edad: Realmente no hay ninguna, siempre y cuando la pareja es física, mental yemocionalmente capaces. Hay una gran variedad de tareas que las parejas mayores se puede dar desde algunos que son físicamente exigentes a otros queno lo son.
  • Casados. La pareja debe estar casada (obviamente, de lo contrario no sería una pareja). Ancianas solas pueden servir misiones de tiempo completo, pero los hombres solteros mayores por lo general no lo hacen.
  • No tienen hijos en el hogar. La pareja no debe tener hijos a su cargo que viven en casa.
  • Capaz de servir de entre 6 meses y 2 años. Parejas mayores tienen la flexibilidad de escoger la duración de una misión que esta bien para ellos.
  • Jubilado. Ninguno de los dos deben participar en empleo a tiempo completo.

Lecciones aprendidas de las ovejas y un pastor

El Salvador utiliza analogías ovejas y el pastor a través de sus enseñanzas y en todas las escrituras. Para entender mejor estas enseñanzas, mis compañeros de trabajo y yo recientemente visitamos una granja de ovejas en Huntsville, Utah. Hablamos con el pastor y aprendimos mucho sobre los corderos, ovejas, y el pastoreo.

Un buen pastor arriesga su vida por sus ovejas

shepherd with sheep leon fieldingJesus dijo, “Yo soy el buen pastor; el buen pastor da su vida por las ovejas.” (Juan 10: 11)

El nombre del pastor con que hablamos fue León Fielding. Hermano Fielding nos dijo muchas historias acerca de cómo se sacrifica el sueño y arriesgó su vida para cuidar y proteger a sus ovejas. Dijo que en la época del año cuando las ovejas dar a luz, va a pasar varios días sin dormir, por lo que él puede estar allí para cuidar de los corderos nuevos cuando nace. También ha pasado toda la noche en un árbol en su granja para proteger a su rebaño de los coyotes.

Coyotes atacan primero las ovejas más fuerte

sheep llama shepherd“Pero el asalariado, y que no es el pastor, de quien no son propias las ovejas, ve venir al lobo, y deja las ovejas y huye; y el lobo arrebata y dispersa las ovejas.” (Juan 10: 12)

Hermano Fielding no tiene que defender su rebaño contra los lobos, donde el vive coyotes son los depredadores que tratan de obtener frecuente a sus ovejas. Hermano Fielding dijo algo interesante acerca de los coyotes, si alguna vez ocurre que se en el pasto de ovejas: atacan primera a las ovejas más fuertes. Se especula que esto es asi porque el reto da gusta a los coyotes. También puede ser debido al hecho de que con la fuerte ovejas pasado, los más pequeños y más débiles serán más fáciles de conseguir. (Tome nota de la llama en la foto ayuda a proteger a las ovejas de los coyotes.)

Creo que lo mismo sucede a menudo dentro de la bandada del Salvador, que Satanás con frecuencia ataques más fuertes entre nosotros. Vi a muchos investigadores en la misión que, como empezaron a avanzar en el Evangelio, a menudo se empieza a encontrar pruebas y tentaciones. Los de la gran fe que conquistarían esos juicios y venir a través con nun testimonio mas fuerte (como la familia Almada).

Un buen pastor conoce a sus ovejas

shepherd calling sheep“Pues he aquí, conozco a mis ovejas, y están contadas.” (3 Nephi 18:31)
“Yo soy el buen pastor y conozco mis ovejas, y las mías me conocen.” (John 10: 14)

Hermano Fielding sabe exactamente cuántas ovejas hay en su rebaño. Él sabe que si los coyotes conseguir uno, y sabe que si una oveja perdida deambula entre su rebaño. Él conoce a sus ovejas, sus nombres y sus personalidades. El sabía que había una oveja en el rebaño que se frotaba contra él y quería que el Hermano Fielding rascarse el cuello todo el día si se lo permitieron. Y, por supuesto, tan pronto como él los llamó, esa misma oveja llegó a él por un masaje en la espalda.

Las ovejas reconocen el pastor y sigen a su voz

sheep eating from hand of strangerJesus dijo del pastor: “A éste abre el portero, y las ovejas oyen su voz; y a sus ovejas llama por nombre y las saca. Y cuando ha sacado fuera todas las propias, va delante de ellas; y las ovejas le siguen, porque conocen su voz. Pero al extraño no seguirán, sino que huirán de él, porque no conocen la voz de los extraños.” (John 10: 3-5)

Tan pronto como yo y mis compañeros de trabajo se acercó a la puerta del campo, todas las ovejas fueron al otro lado del campo. Nos llevaban ropas extrañas y que estaban hablando en voz que no reconocieron. Pero una vez que su pastor, el Hermano Fielding, hizo un llamamiento y vinieron, caminaron entre nosotros, y algunas de las ovejas tuvieron la comida de gente en nuestro grupo. (Y sabrá que la llama se mantiene una estrecha vigilancia sobre nosotros en todo momento.)

En el campo de la misión, ustedes representan el Salvador y por lo tanto, su voz es Su voz en la recopilación de sus ovejas en el redil por medio del bautismo. En mi misión, me enteré de que aquellos que son verdaderos seguidores de Cristo reconocen que el Evangelio restaurado que predicamos viene del Buen Pastor, y querrán unirse a la Iglesia. “Sois llamados para efectuar el recogimiento de mis escogidos; porque éstos escuchan mi voz y no endurecen su corazón.” (DyC 29:7)

Un buen pastor encuentra la oveja perdida

two lambs“Y él les relató esta parábola, diciendo: ¿Qué hombre de vosotros, si tiene cien ovejas y se le pierde una de ellas, no deja las noventa y nueve en el desierto y va tras la que se le perdió, hasta que la halla? Y al encontrarla, la pone sobre sus hombros gozoso.” (Lucas 15:3-5)

Las ovejas huir con facilidad y de pánico en el rostro de la tensión la que hace que guiar a una tarea difícil para el pastor inexperto. Pero las ovejas también tienen una inclinación natural a seguir a un líder, aunque en ausencia de un pastor un líder es a menudo simplemente la primera oveja para moverse.

Lo mismo pasa con la gente, especialmente a los jóvenes. Con el liderazgo y ejemplos adecuados, los jóvenes tienden a cumplir con las expectativas y seguir un camino recto. Pero con frecuencia los jóvenes seguir a la multitud, o el ejemplo de amigos y compañeros. Es frecuente en tiempos como estos que se pierden del redil del Salvador. Afortunadamente, tenemos a los padres, maestros y otros líderes de la Iglesia, que deja las noventa y nueve para ir rescatar a la oveja perdida.

Apacienta mis ovejas

shepherd feeding sheep“Y cuando hubieron comido, Jesús le dijo a Simón Pedro: Simón hijo de Jonás, ¿me amas más que éstos? Pedro le contestó: Sí, Señor, tú sabes que te amo. Él le dijo: Apacienta mis corderos. Volvió a decirle la segunda vez: Simón hijo de Jonás, ¿me amas? Le respondió: Sí, Señor, tú sabes que te amo. Le dijo: Apacienta mis ovejas. Le dijo la tercera vez: Simón hijo de Jonás, ¿me amas? Se entristeció Pedro de que le dijese por tercera vez: ¿Me amas?, y le dijo: Señor, tú sabes todas las cosas; tú sabes que te amo. Jesús le dijo: Apacienta mis ovejas.” (Juan 21: 15-17)

Ni que decir que un buen pastor alimenta a sus ovejas. Que todos podamos alimentar a las ovejas del Señor, tanto las de nuestras familias, en la Iglesia, y en todo el mundo. Podemos alimentar a las ovejas del Señor por ser buenos padres, tener la celebración de la noche de hogar con su familia, y tener la oración y el estudio de las Escrituras diaria con la familia. Podemos alimentar a las ovejas del Señor en nuestros barrios y estacas, al magnificar nuestros llamamientos, siendo fieles maestros orientadores y maestras visitantes, y por cumplier de otras tareas. Y podemos alimentar a otras ovejas del Salvador en todo el mundo a través del servicio misionero fiel.

Todas las fotos en este post son cortesía de Patti Rokus.

El costo de una misión

Muchos de mis lectores se han preguntado: ¿cuánto cuesta una misión mormona? El costo mensual actual de la misión mormona para los hombres y mujeres jóvenes en los Estados Unidos es $400 al mes. Este sale a un total de $7.200 dólares para las hermanas por sus misiones de 18 meses, y $9.600 para los hombres jóvenes que sirven en una misión de dos años. mitt romney missionary 2

Costos de la misión varíe para algunas personas y lugares

Preciso que la figura de arriba es para los hombres y mujeres jóvenes en los EE.UU., porque los costos de la misión varían para matrimonios mayores y para los jóvenes fuera de los EE.UU. Para saber el costo actual de una misión mormona fuera de los Estados Unidos, por favor consulte a su obispo o de otro líder de la Iglesia en el país. Para los misioneros mayores en los Estados Unidos, el costo promedio de una misión para las parejas que no viven en el hogar es de aproximadamente $1,500 por mes. Los costes de misión para los misioneros mayores oscilan entre $800 – $4.000 por mes (que incluye los gastos de vivienda, servicios públicos, alimentos y transporte), pero alrededor del 80% de todas estas misiones cuestan menos de $1,800 por mes.

Los misioneros pagan sus propios gastos

family dinner tableSe espera que los misioneros pagan sus propios gastos, mientras que en la misión. Cuando mis padres eran jóvenes, cada misionero paga sus propios gastos reales de la vida. Así que la misión de Japón, por ejemplo, podría haber sido mucho más caro que una misión a la Argentina. En 1990, sin embargo, un nuevo programa fue introducido para igualar la responsabilidad financiera de cada misionero. Ahora, todos los jóvenes misioneros pagan una tasa mensual igual al fondo misionero de la Iglesia. Cada misionero, a continuación, se asigna lo que él o ella necesita para los gastos en esa misión. Este enfoque ha reducido la carga que pesa sobre el misionero y su familia, que puedan haber sido asignados para trabajar en una zona más cara del mundo.

Los gastos cubiertos

El subsidio mensual que los misioneros reciben está diseñada para cubrir gastos de alimentación, alojamiento, transporte y otros gastos relacionados con la misión. A los misioneros se les pide que traigan dinero personal adicional para los artículos adicionales que desea comprar como souvenirs. Se les pide de miembros de la Iglesia en todo elmundo que inviten a sus misioneros locales de comer con ellos para ayudar a reducir el costo general del programa misionero. mission saving piggy bank

Comience a ahorrar temprano

Los jóvenes de la iglesia son alentados a ahorrar dinero durante toda su infancia y adolescencia para pagar la mayor cantidad de su misión, si se pueden. Los padres, familiares y amigos también pueden contribuir financieramente para pagar los gastos de un misionero. Los misioneros que no pueden ahorrar los fondos necesarios también pueden obtener ayuda de su barrio o estaca, aunque las fuentes personales y familiares se deben agotar primero.

Asistencia Financiera Complementaria

Para muchos países fuera de los Estados Unidos, si así lo autoriza, hay un apoyo financiero complementario de la Iglesia. Si el candidato misionero no puede apoyarse en su totalidad los fondos personales, familiaesr, o de barrio o rama, una solicitud se puede hacer para esta ayuda financiera. Se les pide a los misioneros que no soliciten esta ayuda especial hasta que se han comprometido a brindar todo el apoyo financiero que puede de su familia, barrio (o rama) y estaca (o distrito).

Ya sea en los EE.UU. o en el extranjero, la falta de las finanzas no debe detener a un individuo digno de servir en una misión. Si usted ha hecho todo en su poder para salvar a pagar por una misión, pero aún no tienen suficiente, tener fe en que el Señor abrirá el camino. Haga una cita para hablar con su obispo y le ayudará a determinar los detalles y hacer un plan para cubrir los costos de su misión.

La sección sobre la Fuente de los fondos en los documentos de la Misión
sacrament meeting hymn

Al rellenar el formulario de solicitud misional, se le pide a candidatos misioneros que indiquen la fuente de los fondos que se pagan por su misión. Se le pregunta cuánto dinero será aportado por mes en apoyo de la misión de: Yo mismo, la familia, barrio o la rama, y otras fuentes. Por lo tanto, sea preparado para responder a esa pregunta. Haz todo lo que usted puede para ahorrar para su misión. Comience a ahorrar desde una edad temprana, para que pueda servir en una misión fiel al Señor y no ser una carga financiera para su familia. El Señor te bendecirá muchas veces para el sacrificio de tiempo y dinero que usted hace al ir en una misión.

Para la Fortaleza de la Juventud

Fortaleza de la Juventud FolletoEl folleto Para la Fortaleza de la Juventud es maravilloso para todos los jóvenes, y es especialmente importante para los hombres y mujeres jóvenes que se están preparando para ir a una misión. Para la fortaleza de la Juventud describe normas de conducta del Señor para los jóvenes con temas acerca del salir con jóvenes del sexo opuesto, el vestido, los medios de comunicación (TV, películas, música, internet, etc), la dignidad, la castidad, y mucho más.

En Para la Fortaleza de la Juventud se resumen las normas en las escrituras y de los escritos y las enseñanzas de nuestros profetas vivientes y otros líderes de la Iglesia. Estas normas se pueden ver en forma impresa como el folleto Para la Fortaleza de la Juventud, y como una tarjeta Para la Fortaleza de la Juventud. Estas normas sirven para la orientación, la fuerza y la bendición de los jóvenes de nuestra Iglesia o cualquier joven que decide vivir por estas directrices de inspiración divina.

Fortaleza de la Juventud Preparar Misioneros Espiritualmente

Elder M. Russell Ballard, del Quórum de los Doce Apóstoles, dijo recientemente, “También recomiendo que estudian los jóvenes y seguir las directrices en Para la Fortaleza de la Juventud. Los misioneros deben ser moralmente limpios y listos espiritualmente. Si viven en los principios en Para la Fortaleza de la Juventud, serán espiritualmente preparados para ser grandes misioneros. “(Nueva Era, marzo de 2007, Cómo prepararse para ser un misionero bueno)

Resumen de los Principios de Para la Fortaleza de la Juventud

Para su referencia, aquí está el texto de la Para la Fuerza de la Juventud tarjeta, que ofrece un excelente resumen del texto completo se encuentra en el folleto.

  • El albedrío y la responsabilidad: Elija la justicia y la felicidad, no importa cuáles sean sus circunstancias. Asumir la responsabilidad de las decisiones que toma. Desarrolle sus habilidades y talentos, y usarlos para el bien. Evite la ociosidad y estar dispuestos a trabajar duro.
  • La gratitud: Tenga un espíritu de gratitud en todo lo que hacemos y decimos. De gracias a Dios por sus bendiciones, y agradecer a otros que le ayude.
  • La educación: Prepárese para ser una influencia para bien en el mundo. Obtenga una educación, y sea entusiasta sobre el aprendizaje. Asistir a seminario.
  • La familia: Haga su parte para construir un hogar feliz. Honra a tus padres, y fortalecer sus relaciones con sus hermanos y hermanas.
  • Las amistades: Elija amigos que comparten sus altos estándares. Tratar a todos con amabilidad y respeto. Invite a sus amigos de otras religiones para actividades de la Iglesia. Llegue a los nuevos conversos y los que son menos activos.
  • El modo de vestir y la apariencia: Vestirse modestamente para mostrar respeto a Dios y a usted mismo. Nunca baja estándares de su vestido para cada ocasión. No deformar su cuerpo con tatuajes y perforaciones corporales.
  • La diversión y los medios de comunicación: Elija entretenimiento edificante. Evite todo lo que sea vulgar, inmoral, violento o pornográfico de cualquier manera. Comprometerse a mantener los estándares de Dios.
  • La música y el baile: Escucha la música que te ayuda a acercarse más a nuestro Padre Celestial. No escuchar la música que anima a la inmoralidad, glorifica la violencia, o que utiliza un lenguaje ofensivo. Al bailar, evite el contacto de cuerpo entero o movimientos sugerentes.
  • El lenguaje: Use un lenguaje que eleva, promueve, y complementa a otros. Utilice los nombres de Dios y de Jesucristo con reverencia y respeto. No uso profano, vulgar, o lenguaje crudo o gestos.
  • El salir con jóvenes del sexo opuesto: No salga con otra jovenes del sexo opuesto hasta que tiene por lo menos 16 años de edad. Salga sólo con los que tienen estándares altos. Cuando comenzaron a salir, ir en grupos. Planear actividades que le ayudan a permanecer cerca del Espíritu del Señor.
  • La pureza sexual: Manténgase sexualmente puros. No tiene relaciones sexuales antes del matrimonio. No participe en conversaciones o actividades que despiertan sentimientos sexuales. No participe en actividades homosexuales. Busque ayuda si usted se convierte en una víctima de violación, incesto o abuso sexual de otros.
  • El arrepentimiento: A través de la expiación del Salvador, puede recibir el perdón y ser limpiados de sus pecados cuando se arrepiente. Confiese sus pecados al Señor como a los que le han hecho daño. Si los pecados son graves, también hay que confesar a su obispo.
  • La honradez: Sea honesto consigo mismo, otros, y el Señor. No racionalizar que la deshonestidad es correcto.
  • La observancia del día de reposo: Utilice el día de reposo para adorar al Señor, ir a la iglesia, acercarse a su familia, y ayudar a otros. No busque entretenimiento o gastar dinero en el día de reposo. Cuando sea posible, evite trabajar el domingo.
  • Los diezmos y las ofrendas: De buena gana pagar un diezmo íntegro. Asistir al ajuste de diezmos. Obedecer la ley del ayuno.
  • La salud física: Mantenga la Palabra de Sabiduría. Come alimentos nutritivos, hacer ejercicio regularmente y dormir lo suficiente. No use drogas duras, alcohol, café, té o tabaco. No abusar de las drogas de prescripción o medicamentos de venta libre.
  • El servicio a los demás: Servir a otros en su asignaciones de la Iglesia y en su hogar, escuela y comunidad. Buscan cada día la guía del Espíritu Santo para saber a quién servir y cómo ayudar a satisfacer sus necesidades.
  • El seguir adelante con fe: Sé fiel al Señor y a su Iglesia. Regularmente orar en privado y leer las Escrituras. Mantenga sus pactos y escuchar los susurros del Espíritu. El Señor le ayudará a alcanzar sus pruebas y desafíos.

Sé que a medida que mantenga estas normas, el Señor te bendecirá y te fortalecerá. Usted se mantenerá digno de tener la compañía del Espíritu Santo, y seguirá siendo digno de servir una misión honorable, y para tener un matrimonio en el templo. Al mantener su dignidad y escuchar las inspiraciones del Espíritu Santo, el Señor te guiará y bendedirá en cada aspecto de su vida.

Leer la Biblia

Santa BibliaLa Biblia es una herramienta extremadamente valiosa en el trabajo misionero. Proporciona una base común entre los misioneros mormones y otros cristianos y otras personas que creen que la Biblia es la palabra de Dios. Al leer la Biblia, los misioneros actuales y futuros puede llegar a entender sus doctrinas y la historia, y obtener un testimonio del evangelio de Jesucristo que se enseña en sus páginas.

Amor y Reverenciar La Biblia

Yo siento por la Biblia lo que Abraham Lincoln expresó cuando dijo: “Este Gran Libro… es el mejor regalo que Dios ha dado al hombre. Todo lo bueno que el Salvador dio al mundo fue comunicada a través de este libro. Sin este libro, no podíamos saber el bien del mal “(Discursos y Escritos, 1859–1865 [1989], 628).

También me hago eco de las palabras del apóstol del Señor, el élder Jeffrey R. Holland, cuando dijo, “Amamos y veneramos la Biblia…La Biblia es la palabra de Dios; siempre se le menciona primero en nuestro canon, nuestros “libros canónicos”.” (de “mis palabras… jamás cesan”, Conferencia General de Abril de 2008)

Leer la Biblia de principio a fin

A principios de este año terminé de leer la Biblia de principio a fin. Es un hecho que sólo me tomó alrededor de 15 años:) Yo había leído muchas partes de la Biblia, tanto el Antiguo Testamento y el Nuevo Testamento, a través de mi juventud, en el seminario y en el estudio de las escrituras con la familia. En mi misión, cuando estaba en el CCM, decidí que debería leer la Biblia en su totalidad. Empecé con el Nuevo Testamento, y de hecho se acabó antes de salir del CCM.

Luego, cuando llegué al campo misional, comenzé en el Antiguo Testamento. Creo que, al final de mi misión, llegué a través de los primeros cinco libros de Moisés. Cuando volví a casa despues de la misión, elegí de no seguir la lectura en línea recta de la Biblia, favoreciendo en cambio la lectura del Libro de Mormón y otras escrituras. Después de graduarme de la Universidad de Brigham Young, cogí donde lo dejé, y obtuvo más de la mitad camino a través de la Biblia. Pero una vez más, tuve el lado seguido debido a la vida y las circunstancias.

Cuando empecé a trabajar para la iglesia mormona un par de años atrás, decidí que debia terminar mi objetivo de leer la Biblia por completa. Estaba en el autobús viajando a mi empleo cada día y esto me dio tiempo para pasar por el resto de la Biblia. No fue fácil de leer. Había muchos capítulos que no entendí y que eran difíciles de pasar. Pero estoy agradecido de que lo hice. Sé que la Biblia es la palabra de Dios, y puedo decirlo ahora con más potencia que nunca, después de haber leído cada palabra en ella.

Presidente Kimball Leyó la Biblia entera como un niño

Cuando el duodécimo Presidente de la Iglesia SUD, Spencer W. Kimball, era un muchacho joven de 14 años de edad, en el consejo de un líder de la Iglesia, leyó la Biblia de principio a fin, y siempre estaba agradecido de que él logró ese objetivo. Aquí está lo que dijo:

“Déjeme decirle de una de las metas que hice cuando era todavía un muchacho. Cuando me escuché de un líder de la Iglesia de Salt Lake City nos dicen en la conferencia que debemos leer las Escrituras, y reconoció que nunca había leído la Biblia, esa misma noche, al término de ese sermón, entré a mi casa a una cuadray se subió en mi pequeña buhardilla en la parte superior de la casa y encendió una pequeña lámpara de carbón de petróleo que estaba en la mesita, y leí los primeros capítulos del Génesis. Un año después cerré la Biblia, después de haber leído todos los capítulos de ese libro grande y glorioso.

“He descubierto que esta Biblia que estaba leyendo en ella había 66 libros, y luego me fue disuadido casi cuando me enteré de que había en él 1.189 capítulos, y entonces yo también encontró que tenía 1.519 páginas. Fue formidable, pero sabía que si otros lo hicieron de que podía hacerlo yo.

“He descubierto que hay ciertas partes que eran difíciles para un niño de 14 años de edad para comprender. Hubo algunas páginas que no eran especialmente interesante para mí, pero cuando me había leído los 66 libros y capítulos de 1.189 y 1.519 páginas, tuve la satisfacción de una resplandeciente que yo había hecho una meta y que lo había logrado.

“Ahora no estoy contando esta historia de gloria a mi; me limito a usar esto como un ejemplo para decir que si yo podía hacerlo por la luz de carbón de petróleo, lo puede hacerlo tu por la luz eléctrica. Siempre he estado contento de haber leído la Biblia de tapa a tapa” (Ensign, Mayo de 1974, 88).

La Santa Biblia es un milagro

Al igual que es importante que cada misionero para ganar su propio testimonio del Libro de Mormón, todos los actuales y futuros misioneros Mormónes deben leer y estudiar la Biblia y ganar su propio testimonio de su veracidad. La Biblia enseña de Jesucristo, y cómo vivir dignos de volver a nuestro hogar celestial. El conocimiento profundo de la Biblia ayuda a los misioneros, y los miembros por igual, se acercan a Jesucristo. Tal como el élder M. Russell Ballard, miembro del Quórum de los Doce Apóstoles, ha dicho:

“¡la Santa Biblia es un milagro! Es un milagro que los 4.000 años de historia sagrada y secular de la Biblia fueran registrados y preservados por los profetas, apóstoles y clérigos inspirados. Es un milagro que tengamos la poderosa doctrina, los principios, la poesía y los relatos de la Biblia, pero, por encima de todo, es un milagro maravilloso que tengamos el registro de la vida, del ministerio y de las palabras de Jesús, que fue protegido durante la época del oscurantismo y a través de los conflictos de innumerables generaciones para que pudiésemos tenerlo en la actualidad. Es un milagro que la Biblia contenga literalmente en sus páginas el Espíritu de Cristo que convierte y sana, y que durante siglos haya hecho volver el corazón de los hombres, guiándolos a orar, a elegir el sendero correcto y a buscar para encontrar a su Salvador.”

“…Mis hermanos y hermanas, debemos ayudar a todos, entre ellos a nuestros propios miembros, a comprender el poder y la importancia de la Santa Biblia. La Biblia es un libro de Escrituras que nos conduce a nosotros y a todo el género humano a aceptar a Jesucristo como nuestro Salvador. Dios nos conceda el deseo y la capacidad de aceptar y vivir Sus enseñanzas.” (El milagro de la Santa Biblia, Conferencia General, Abril de 2007)

Posdata: Tenga en cuenta que la iglesia recientemente comenzó a publicar la edición SUD de la Santa Biblia en Español. Este es un desarrollo muy emocionante para mi y muchos otros en la comunidad de habla español.  El texto de la edición SUD de la Santa Biblia está basado en la edición Reina-Valera de 1909 y ha sido revisado de manera muy conservadora. Se hizo énfasis en la modernización de cierta gramática antigua y de vocabulario que ha variado en lo que respecta a significado y aceptabilidad. Tambien, tiene las notas explicativas al pie de página, definen términos poco comunes y vinculan temas relacionados en la Guía para el estudio de las Escrituras.

Vencer la Pornografía

La adicción a la pornografía es una de las mayores plagas de esta generación de futuros misioneros. Para cualquier persona joven que ha caído presa de este influencia del mal, vencer la pornografía es algo que tendrá que hacer antes de convertirse en dignos de servir en una misión. En el siguiente texto y vídeo de arriba son algunas citas del discursos recientes de la conferencia general de nuestros profetas vivientes sobre cómo evitar y superar la pornografía:

Pres. Thomas S. Monson: La Pornografía destruirá el espíritu. Sean fuertes. Sean limpios.

“Muy alarmante están las noticias de la cantidad de personas que están utilizando internet para propósitos inicuos y degradantes, siendo el ver pornografía uno de los más prevalentes. Mis hermanos y hermanas, el participar en ello literalmente destruirá el espíritu. Sean fuertes; sean limpios; eviten a toda costa este tipo de material degradante y destructivo, ¡no importa lo que sea! Hago esta advertencia a todos, dondequiera que estén. Quiero agregar, en especial para los jóvenes, que esto incluye las imágenes pornográficas que se transmiten por teléfonos celulares (móviles).

“Mis amados amigos, no permitan bajo ninguna circunstancia caer en la trampa de ver pornografía, uno de los señuelos más eficaces de Satanás. Y si ahora participan en este tipo de conducta, dejen de hacerlo ya mismo. Busquen la ayuda que necesitan para superarlo y cambiar el rumbo de su vida. Tomen los pasos necesarios para volver al camino angosto y estrecho, y después permanezcan en él.” (Hasta que nos volvamos a ver, President Thomas S. Monson, Conferencia General de Abril 2009)

Pres. Gordon B, Hinckley: Hombres del sacerdocio deben levantarse por encima de la pornografía

“Este sacerdocio conlleva la gran obligación de que seamos dignos de él. No podemos permitirnos tener pensamientos impuros; no debemos ver pornografía; nunca debemos ser culpables de abuso de ninguna clase. Debemos estar por encima de esas cosas. “¡Levantaos, hombres de Dios!” y dejen atrás esas cosas y el Señor será su guía y apoyo…La computadora es un instrumento maravilloso cuando se usa como es debido; sin embargo, cuando se usa para dedicarse a la pornografía, o entrar en salas de chat, o para cualquier otro propósito que conduzca a prácticas o pensamientos inicuos, se debe tener la suficiente autodisciplina para apagarla.” (¡Levantaos, hombres de Dios!, Pres Gordon B, Hinckley, Conferencia General Oct. de 2006)

Elder D. Todd Christofferson: Está libre de deseos sensuales?

“El Salvador censuró a algunos de los primeros santos por sus “deseos sensuales” (D. y C. 101:6; véase también D. y C. 88:121). Aquellas eran personas que vivían en un mundo donde no existían ni la televisión, ni el cine, ni internet ni los iPod. En un mundo inundado por imágenes y música sensuales, ¿nos encontramos libres de ese tipo de deseos y de los males que los acompañan? En lugar de alterar los límites de la vestimenta modesta o de transigir a la inmoralidad indirecta de la pornografía, debemos sentir hambre y sed de rectitud. Para venir a Sión, no es suficiente que seamos un tanto menos inicuos que los demás; no sólo debemos ser buenos, sino que debemos llegar a ser hombres y mujeres santos. Recordando la frase del élder Neal A. Maxwell, establezcamos de una vez por todas nuestra residencia en Sión y renunciemos a nuestra casa de veraneo en Babilonia (véase “Proponed esto en vuestros corazones”, Liahona, noviembre de 2006, págs. 102–103).” (A Sión venid, Elder D. Todd Christofferson, Conferencia General Oct. de 2008)

Elder Jeffrey R. Holland: El más mortífero de los siete pecados capitales—La Lujuria

“Recuerden que aquellas jóvenes esposas dijeron que la infidelidad de los esposos comenzó con una atracción a la pornografía; pero la actividad inmoral no es sólo un problema de hombres, y los esposos no son los únicos que comenten esta ofensa. El peligro disponible al clic de un ratón, incluso lo que pueda ocurrir en un encuentro de una sala de conversación virtual, no hace acepción de personas, hombre o mujer, joven o anciano, casado o soltero; y sólo para asegurarse de que la tentación esté cada vez más accesible, el adversario está ocupado extendiendo su cobertura, como lo dicen en la industria, a los teléfonos celulares, los videojuegos y los reproductores MP3.

“Si dejamos de cortar las ramas de este problema y acometemos más directamente a la raíz del árbol, no es de sorprender que encontremos la lujuria merodeando furtivamente por allí. Lujuria es una palabra desagradable y ciertamente me es un tema desagradable para tratar, pero hay una buena razón por la que en algunas tradiciones se la conoce como el más mortífero de los siete pecados capitales.

“¿Por qué es la lujuria un pecado capital? Y bien, además del impacto espiritual destructor total que ejerce sobre nuestras almas, pienso que es un pecado porque profana la más elevada y la más santa relación que Dios nos da en la vida mortal: el amor que un hombre y una mujer se tienen el uno por el otro y el deseo que esa pareja tiene de traer hijos a una familia con la mira de ser eterna. Alguien dijo una vez que el verdadero amor debe incluir la idea de permanencia. El verdadero amor perdura, pero la lujuria cambia tan rápido como se da vuelta a una página pornográfica o se echa un vistazo a otro posible objeto de gratificación que se nos cruce, ya sea hombre o mujer. El verdadero amor que nos hace estar fascinados, como yo lo estoy por la hermana Holland, lo pregonamos desde los techos de las casas. Pero la lujuria se caracteriza por la vergüenza y el secreto, y es casi patológicamente clandestina, cuanto más tarde y más oscura sea la hora, mejor; y con puertas con doble cerrojo, por las dudas. El amor instintivamente nos hace acercarnos a Dios y tender la mano a los demás. La lujuria, por otro lado, no es para nada piadosa y celebra la autocomplacencia. El amor trae consigo manos extendidas y un corazón abierto; la lujuria sólo trae consigo un apetito voraz.” (No hay lugar para el enemigo de mi alma, Elder Jeffrey R. Holland, Conferencia General April de 2010)

Elder Dallin H. Oaks: Pornography threatens our spirituality, and our families. But there is a way out.

“Nos inquietó ver cuánto había escalado la pornografía en los Estados Unidos mientras estuvimos fuera. Desde hace muchos años, los líderes de la Iglesia han estado advirtiendo en cuanto a los peligros de las imágenes y de las palabras destinadas a despertar deseos sexuales. Ahora, la corruptora influencia de la pornografía, producida y diseminada con fines comerciales, está arrasando nuestra sociedad como una avalancha maléfica.

En la pasada conferencia general, el presidente Gordon B. Hinckley dedicó un discurso entero a este tema, advirtiendo en los términos más claros que “ése es un problema muy serio aun entre nosotros” (“Un mal trágico entre nosotros”, Liahona, noviembre de 2004, pág. 61). La mayoría de los obispos con quienes nos reunimos en conferencias de estaca dicen tener ahora mayores preocupaciones ante este problema.

Mis compañeros poseedores del Sacerdocio de Melquisedec y también nuestros jovencitos, quisiera hablarles hoy sobre la pornografía. Sé que muchos de ustedes están expuestos a ella y que muchos otros están siendo manchados por ella…

Las historias y fotografías pornográficas o eróticas son peores que los alimentos malsanos o contaminados. El cuerpo tiene defensas que le permiten librarse de los alimentos en mal estado. Con algunas excepciones fatales, la comida contaminada hará que la persona enferme, pero no causará daño permanente. Por el contrario, la persona que se deleita en historias indecentes o en fotografías o literatura pornográficas o eróticas, las graba en ese maravilloso sistema de almacenamiento al que llamamos cerebro. El cerebro no vomitará lo indecente; una vez que lo graba, permanece a la espera de ser recordado, destellando esas imágenes pervertidas por la mente, apartando a la persona de las cosas sanas de la vida…

La pornografía atrofia la capacidad de disfrutar de una relación emocional, romántica y espiritual normal con una persona del sexo opuesto; corroe las barreras morales que se levantan contra la conducta inapropiada, anormal o delictiva. Cuando se insensibiliza la conciencia, los que hacen uso de la pornografía tienden a llevar a la práctica lo que han visto, sin importar el efecto que eso pueda tener en su vida y en la vida de los demás.

La pornografía también es adictiva, paraliza la capacidad de decidir y esclaviza a quienes la usan, haciéndolos volver obsesivamente por dosis cada vez mayores. Un hombre que había sido adicto a la pornografía y a las drogas ilegales me escribió esta comparación: “En mi opinión, la cocaína ni se compara a la pornografía. Yo he sido adicto a ambas cosas… El dejar de usar las drogas más potentes no fue nada en comparación con [tratar de abandonar la pornografía]” (carta del 20 de marzo de 2005)…

A mis hermanos que estén atrapados en esta adicción o atormentados por la tentación les digo que hay una salida.

Primero, reconozcan el mal; no lo defiendan ni traten de justificarse. Desde hace, por lo menos, un cuarto de siglo, nuestros líderes han suplicado a los hombres y también a las mujeres y a los jóvenes que evitaran este mal. Nuestras actuales revistas de la Iglesia están llenas de advertencias, información y fuentes de ayuda en cuanto a este tema, con más de veinte artículos ya publicados o de futura publicación sólo en este año y el anterior.

Segundo, busquen la ayuda del Señor y de Sus siervos. Presten atención a estas palabras del presidente Hinckley: “Supliquen al Señor desde lo más profundo de su alma que Él les quite la adicción que les ha esclavizado. Y ruego que tengan la valentía de buscar la amorosa guía de su obispo y, de ser preciso, la asesoría de humanitarios profesionales” (Liahona, noviembre de 2004, pág. 62).

Tercero, hagan cuanto puedan para evitar la pornografía. Si alguna vez se encuentran en presencia de ella —lo cual puede sucederle a cualquiera en el mundo en que vivimos— sigan el ejemplo de José en Egipto. Cuando la tentación quiso asirlo, él huyó de inmediato (véase Génesis 39:12)…

Por último, no patrocinen la pornografía. No usen su poder adquisitivo para respaldar la degradación moral. Y ustedes, jovencitas, por favor entiendan que si se visten inmodestamente, lo único que hacen es empeorar el problema volviéndose pornografía a los ojos de algunos varones que las ven.

Por favor, presten atención a estas advertencias; mejoremos nuestra conducta personal y redoblemos nuestros esfuerzos para proteger a nuestros seres queridos y nuestro entorno contra la embestida de la pornografía que amenaza nuestra espiritualidad, nuestros matrimonios y a nuestros hijos.” (La pornografía, Elder Dallin H. Oaks, Conferencia General, Abril de 2005)

Qué es el sacerdocio?

Cuando yo era estudiante en la Universidad Brigham Young, tomé un curso sobre la Doctrina y Convenios con un profesor llamado Dennis Wright. Fue una de las clases de religión más difícil que habia tomado, pero también fue, probablemente, uno en el que he aprendido más que la mayoría. Recuerdo estudiando algunas secciones sobre el sacerdocio, y el profesor Wright introduce el tema preguntando a la clase: ¿qué es el sacerdocio?

what-is-the-priesthood-battery-light-switch-diagramLuego mostró un diagrama, como el de la derecha, y le preguntó cuál de los cinco elementos representados era el sacerdocio:

  1. La batería
  2. El cable que lleva la electricidad
  3. El interruptor de la luz
  4. La bombilla
  5. La luz procedente de la bombilla

Después de diferentes estudiantes en la clase levantaron la mano y adivinaron las cinco respuestas diferentes, el profesor Wright dijo que el suyo era una pregunta con trampa. Dijo que todos los estudiantes tenían razón porque, según el contexto en que usamos la palabra, cualquier parte del diagrama podría ser representativa del sacerdocio.

La batería es símbolo de que Dios es la fuente de todo poder del sacerdocio.

El sacerdocio es el poder y la autoridad eterna de Dios. John Taylor, tercer Presidente de la Iglesia, dijo que “el poder que se manifiesta por el sacerdocio es simplemente el poder de Dios.” (El Reino del Evangelio por el Sr. G. Homer Durham). El élder Bruce R. McConkie, en su libro Doctrina del Evangelio, afirmó que “el sacerdocio es el poder de Dios delegado al hombre por el cual el hombre puede actuar en la tierra para la salvación de la familia humana.” La Doctrina y Convenios está repleta de escrituras que explican cómo el poder del sacerdocio es el poder de Dios. Éstos son sólo algunos:

  • DyC 107: 8 “El Sacerdocio de Melquisedec posee el derecho de presidir, y tiene poder y autoridad sobre todos los oficios en la iglesia en todas las edades del mundo, para administrar en las cosas espirituales.”
  • DyC 121: 36 “los aderechos del sacerdocio están inseparablemente unidos a los poderes del cielo, y … no pueden ser gobernados ni manejados sino conforme a los principios de la rectitud.”
  • DyC 128: 8 “Ahora, la naturaleza de esta ordenanza consiste en el poder del sacerdocio, por la revelación de Jesucristo, mediante el cual se concede que lo que batéis en la tierra sea atado en los cielos.”

El cable nos recuerda que debemos estar limpio y digno de llevar el poder del sacerdocio.

Los metales se utilizan para los cables eléctricos, ya que son buenos conductores, es decir, que llevan a cabo el flujo de electricidad con mucha facilidad. A través de alambres de metal, la energía eléctrica se canaliza desde la fuente de energía a donde necesita ir. Podemos pensar en el sacerdocio como el canal que permite que el poder de Dios fluya a nosotros en la Tierra, pero el poder sólo fluye a través de buenos conductores. Para ser un buen conductor del poder del sacerdocio, los poseedores del sacerdocio debe estar limpio y digno.

aaronic-priesthood-holder-sacramentPresidente Thomas S. Monson, ens u discurso de Abril de 2009 llamado, Sé lo mejor que puedas ser, dijo, “Todo hombre y joven que posea el sacerdocio de Dios debe ser digno de ese gran privilegio y responsabilidad. Cada uno debe esforzarse por aprender su deber y por llevarlo a cabo lo mejor posible. Al hacerlo, proporcionamos los medios por los cuales nuestro Padre Celestial y Su Hijo Jesucristo pueden llevar a cabo Su obra en la tierra.”

Dios da Su autoridad del sacerdocio a los hombres dignos, y el sacerdocio sólo puede y debe ser utilizado en la rectitud. Así es como el Señor lo dijo en DyC 121: 41 – 42, “Ningún poder o influencia se puede ni se debe mantener en virtud del sacerdocio, sino por persuasión, por longanimidad, benignidad, mansedumbre y por amor sincero; por bondad y por conocimiento puro, lo cual ennoblecerá grandemente el alma sin hipocresía y sin malicia.”

El interruptor de la luz es como las llaves del sacerdocio: El poder de activar y desactivar el poder.

El poder del sacerdocio sólo puede utilizarse cuando se ha activado, o autorizado, por algunos que tiene las llaves del sacerdocio. La autoridad del sacerdocio se rige por los que tienen las llaves del sacerdocio, como un obispo, que tiene las llaves de su barrio, o el Presidente de la Iglesia que tiene las llaves del sacerdocio para toda la Iglesia. El Señor explicó, en DyC 132: 7, que es solamente el Presidente de la Iglesia, tiene todas las llaves del sacerdocio: “he nombrado a mi siervo José para que tenga este poder en los últimos días, y nunca hay más de una persona a la vez sobre la tierra a quien se confieren este poder y las llaves de este sacerdocio.”

Jesucristo posee todas las llaves del sacerdocio, y ha dado el profeta y los apóstoles en el Quórum de los Doce las llaves que son necesarias para gobernar su Iglesia. Sólo el Apóstol mayor, el Presidente de la Iglesia, puede utilizar (o autorizar a otra persona para su uso) de estas llaves para gobernar toda la Iglesia. El Presidente de la Iglesia delega llaves del sacerdocio a otros líderes del sacerdocio para que puedan presidir en sus áreas de responsabilidad. Las llaves del sacerdocio son otorgados a los presidentes de los templos, de las misiones, de estacas y distritos, de obispos y presidentes de rama, y de presidentes de quórumes (incluso los Presidentes del Quórum de Diáconos y de Maestros). (tomado de LDS.org: Gospel Topics: Priesthood)

La bombilla es como poseedores del sacerdocio: Los hombres como apóstoles, obispos, diáconos, etc.

melchizedek-priesthood-holders-gift-holy-ghostDios da a los hombres el sacerdocio en la Iglesia para que puedan actuar en su nombre para la salvación de sus hijos. Todos hombres que son miembros dignos de la Iglesia son elegibles para recibir el sacerdocio y ser ordenado a un oficio del sacerdocio. Oficinas del Sacerdocio Aarónico incluyen Diácono, Maestro, Sacerdote y Obispo. Oficinas del Sacerdocio de Melquisedec son: Elder, Sumo Sacerdote, Patriarca, Setenta, y el Apóstol.

Esto es lo que Elder M. Russell Ballard dijo acerca de la comprensión del oficios del sacerdocio:

Oficios del sacerdocio no son símbolos de estatus, sino son oportunidades para el servicio. Sumos sacerdotes y los elderes son igualmente responsables de servir fielmente en las oficinas a las que han sido llamados. Todos los poseedores del sacerdocio ayudan a nuestro Padre Celestial en el cumplimiento de su propósito divino: “para llevar a cabo la inmortalidad y la vida eterna del hombre.” (Moisés 1:39). … Aunque se habla del Sacerdocio de Melquisedec como el sacerdocio mayor, no debemos malinterpretar la importancia del Sacerdocio Aarónico. El servicio prestado por un portador fiel del Sacerdocio Aarónico es tan importante a los ojos del Señor como el servicio prestado por un poseedor del Sacerdocio de Melquisedec. (de The Priesthood: A Lifetime of Service)

El ex Presidente de la Iglesia, Joseph Fielding Smith, dijo que en la Liahona  de Junio de 1971, hablando con los poseedores del sacerdocio, “Somos agentes del Señor, que lo represente, él nos ha dado autoridad que nos da poder para hacer todo lo necesario para salvar y exaltar a nosotros mismos, así como sus otros hijos en el mundo.” Y otro ex presidente de la Iglesia, Harold B. Lee, dijo que en la Liahona  de Julio de 1973, ” Cuando actuamos en el nombre del Señor, como los titulares del sacerdocio, lo estamos haciendo en el nombre de nuestro Padre Celestial. ”

La luz que brilla es como bendiciones del sacerdocio en nuestra vida.

mormon-family-dinnerLos poseedores del sacerdocio pueden ser autorizados a predicar el Evangelio, administrar las ordenanzas de la salvación como el bautismo y la imposición de manos para comunicar el don del Espíritu Santo, y de otras maneras bendecir a la gente en esta tierra. Presidente James E. Faust, ex-consejero en la Primera Presidencia, dijo que estos “bendiciones del sacerdocio están dignos, a través de los autorizados, aun nombrados, a dar bendiciones del sacerdocio … bendiciones del sacerdocio no sólo involucran a los hombres. Bendicen plenamente y por igual las mujeres y los niños de la familia.” (vea Priesthood Blessings)

En DyC 84: 20- 21, el Señor dice que en las “ordenanzas [del sacerdocio] se manifiesta el poder de la divinidad. Y sin sus ordenanzas y la autoridad del sacerdocio, el poder de la divinidad no se manifiesta a los hombres en la carne.” Las ordenanzas salvadores del evangelio que bendiga a nuestras vidas en la tierra y en el cielo son el bautismo, el recibir el Espíritu Santo, el Sacramento, el matrimonio en el templo, la unción de los enfermos, la bendición de bebés, y muchos otros.

El uso más importante del sacerdocio se lleva a cabo en la familia donde cada esposo y padre en la Iglesia debe esforzarse por ser digno de poseer el sacerdocio. Con su esposa como un socio igual, el preside en la justicia y el amor, y actúa como líder espiritual de la familia. Él lleva la familia en la oración, estudio de las escrituras, y la noche de hogar, y le da las bendiciones del sacerdocio para la dirección, la curación y consuelo. Aunque muchos miembros no disponen de titulares fieles del sacerdocio en sus hogares, a través del servicio de los maestros orientadores y líderes del sacerdocio, todos los miembros de la Iglesia pueden disfrutar de las bendiciones del poder del sacerdocio en sus vidas. (de LDS.org: Gospel Topics: Priesthood)

Subir Más Alto

Hace años recorte este anuncio de una revista. No puedo recordar lo que era el anuncio original, pero me llamó la atención la aplicabilidad de los principios para muchos aspectos de la vida.

Le daremos la capacitación,

las herramientas, y el desafio.

Qué alto el ascenso depende de usted!

Hoy vamos a aplicar esta a la preparación para una misión y cómo le ayudará a subir más alto. Es la analogía perfecta.

1. La Capacitación

Aun que se esta entrenando todos los días al tomar decisiones justas, estudiar las Escrituras, elegir buenos amigos, mantener los compromisos, y el trabajo duro, la capacitación misionera formal será en el Centro de Capacitación Misional.

En una carta del Presidente y la Hermana Smith (presidente del CCM en Provo, Utah y su esposa) a los futuros misioneros, comparten gran información sobre la experiencia que pueda tener en el CCM:

“Al alcanzar las metas, mantener los compromisos, y mantenerse enfocado en lo que realmente importa, usted recibirá un excelente entrenamiento para prepararse para su experiencia del CCM.”

2. Las Herramientas:

En la Conferencia General de abril 2010 el Presidente Thomas S. Monson nos enseñó acerca de las herramientas que nos prepara para el servicio misional:

“Jóvenes, los exhorto a que se preparen para dar servicio como misioneros. Hay muchos medios que los ayudarán a aprender las lecciones que les serán de provecho, y que al mismo tiempo los ayudarán a vivir la clase de vida que tendrán que haber vivido para ser dignos. Uno de esos medios es el librito titulado Para la Fortaleza de la Juventud, publicado bajo la dirección de la Primera Presidencia y del Quórum de los Doce Apóstoles. Contiene normas extraídas de los escritos y las enseñanzas de los líderes de la Iglesia y de las Escrituras, la observancia de las cuales nos traerán a cada uno las bendiciones de nuestro Padre Celestial y la guía de Su Hijo. Además, hay manuales de clase, cuidadosamente preparados con oración y reflexión. Las familias efectúan noches de hogar en las que se enseñan los principios del Evangelio. Casi todos ustedes tienen la oportunidad de asistir a clases de seminario impartidas por maestros dedicados que tienen mucho conocimiento para compartir.” La preparación trae bendiciones por el Presidente Thomas S. Monson

a. El folleto ‘Para la Fortaleza de la Juventud’. ¿Lo ha leído recientemente? Desafío: tomar 5 minutos antes de acostarse todas las noches y leer a través de uno de los temas del folleto. Desafío Doble: establecer una meta para mejorar el un principio enseñado. Desafío Triple: elegir un principio de un mes para trabajar.

b. Manuales de enseñanza. Predicad Mi Evangelio es una excelente herramienta para estudiar ahora para prepararse. Escrituras son los manuales mejor. Desafío: se compromete a estudiar a 10 minutos al día de las Escrituras. Desafío Doble: comprometerse a 15 minutos de estudio al día. Desafío Triple: comprometerse a 30 minutos al día de estudio en las escrituras y los manuales de enseñanza.

c. Noche de Hogar: ¿Participa en la noche de hogar? ¿Está usted asistiendo con una actitud agradable? Desafío: Si su familia no tiene de manera regular, la inicia. Planear la lección. Debe ser sencillo y divertido. Desafío Doble: Oferta para enseñar una lección una vez al mes. Al enseñar los principios del evangelio AHORA te preparará para la enseñanza del evangelio en su misión.

d. Seminario. Este es un gran lugar para aprender las escrituras. Memorize las escrituras de maestría. Participar en la discusión en clase. Si usted tiene el seminario de la mañana, esta es una buena práctica para levantarse temprano. Haga que sea un hábito ahora! Desafío: se compromete a graduarse des Seminario. Haga que sea prioridad ahora.

3. El Desafio

El desafío es llegar a ser … convertirse en un discípulo de Cristo … convertido en un ejemplo valiente de los principios del Evangelio.

“Hermanos, el desafío de lo que debemos llegar a ser tiene que ver de manera precisa y perfecta con la preparación misional. Obviamente, el proceso de llegar a ser misioneros no exige que un jovencito lleve camisa blanca y corbata a la escuela todos los días o que siga las reglas misionales en lo que concierne a la hora de acostarse y levantarse, a pesar de que la mayoría de los padres apoyaría esa idea. Pero pueden incrementar su deseo de servir a Dios (véase D. y C. 4:3), y pueden empezar a pensar como piensan los misioneros, a leer lo que leen los misioneros, a orar como oran los misioneros y a sentir lo que sienten los misioneros. Pueden evitar las influencias mundanas que hacen que el Espíritu Santo se aleje, y pueden aumentar su confianza al reconocer los susurros espirituales y responder a ellos. Línea por línea, y precepto por precepto, un poco aquí y un poco allí, ustedes pueden gradualmente llegar a ser los misioneros que desean ser y los misioneros que el Salvador espera.” David A. Bednar, “Llegar a ser misioneros,” Liahona de Nov de 2005

Al entrenar a diario,

utilizar las herramientas,

y aceptar el desafio de llegar a ser,

usted está eligiendo a ser como los descritos por el Elder M. Russell Ballard del Quórum de los Doce Apóstoles:

“Lo que actualmente necesitamos es la generación más grandiosa de misioneros que haya existido en la historia de la Iglesia. Necesitamos misioneros dignos, capacitados y vigorosos espiritualmente que, al igual que los 2.000 jóvenes guerreros de Helamán, sean “sumamente valientes en cuanto a intrepidez, y también en cuanto a vigor y actividad” y que sean “en todo momento. . . fieles a cualquier cosa que les [sea] confiada” (Alma 53:20).” (La generación más grandiosa de misioneros por Elder Ballard en la Liahona de Nov. 2002).

Subir Mas Alto

Qué alto el ascenso depende de usted! Será un viaje que vale la pena!

La vista desde la cima es excelente y vale la pena por el trabajo duro.

(Dead Horse Point, Utah, imagen que se utiliza con permiso de Ivan Makarov)

Brillante en lo Básico

Cuando Vince Lombardi se hizo cargo como entrenador del equipo de Green Bay Packers en 1958 en el fútbol Americano, una de las primeras preguntas de la prensa local le preguntó fue, “¿Qué va a cambiar a su vez alrededor de este equipo después de una serie de fracasos y temporadas perdedoras?” Su respuesta proporcionó una ventana en el proceso de cómo tener éxito cuando se enfrentan a una situación difícil.

Lombardi’s response was: “Yo no voy a cambiar nada. Vamos a utilizar los mismos jugadores, las mismas jugadas y el sistema mismo de entrenamiento. Pero nos concentraremos en convertirnos en brillante en lo básico.” En sus nueve temporadas con los Packers de Green Bay ganó cinco campeonatos de la NFL y dos Super Bowls.” (vea Being Brilliant at the Basics, por Rick McCormick)

Este mismo principio de ser “brillante en lo básico” aplica a la preparación para una misión.

  • Los jugadores = los misioneros.
  • Los jugadas = los principios del evangelio.
  • Sistema de Entrenamiento = padres, líderes, el presidente de la misión, la revelación personal, obedecer los mandamientos.

Desafío: Concéntrese en Básico 3 Evangelio

Mi desafío a usted es para escoger tres cosas que va a hacer que te preparará en el lo básico del evangelio para su misión. Estos tres objetivos pueden ser en cualquiera de estas áreas: preparación física, social, mental, emocional o espiritual. No se limite a recoger las más fáciles. Elija tres cosas que le creará, le reforzará, y le cambiará para lo mejor. Decidir sobre algo que se puede medir de modo que usted puede hacerlo con exactitud. Te alegrarás de haberlo hecho!

Aquí están algunas ideas:

  • 15 minutos el estudio de las Escrituras, especialmente el Libro de Mormón.
  • La oración a la mañana y cena
  • El ejercicio durante 30 minutos al día
  • Tómese el tiempo cada día para escuchar a un amigo.
  • Iniciar una conversación con un extraño (si usted tiende a ser una persona tranquila o tímida, esto sería buena práctica para una misión.)
  • Guardar una cantidad predeterminada de $$ de cada cheque de pago. O, si usted no tiene un trabajo, encontrar una manera de ayudar a ganar dinero para su misión.
  • Llegue a tiempo para las reuniones y actividades.
  • Memorizar las Escrituras y el estudio del manual Predicad Mi Evangelio.
  • Ser dignos del sacerdocio.
  • Lava su propia ropa durante un mes.
  • Preparar la cena una vez por semana para su familia.
  • Hacer algo todos los días que usted no quiere hacer, así que usted puede aprender la autodisciplina.
  • Tener buenos hábitos de aseo limpieza. Comenzar a observar normas de aseo personal misionero, como la longitud del pelo y ropa apropiada.

(Nota: Algunas de estas ideas fueron extraídas de all-encompassingly.com, Preparing for a Mission.)

La precisión no – Perfección

“Viva … en este modo que estará brillante en lo básico … Piensa en términos de precisión, no la perfección.” (Julie B. Beck, Aug 2009, CES Training).

Recuerde, usted está apuntando para PRECISIÓN:

la calidad o estado de ser preciso: exactitud, puntualidad.

No se Desanime

No se desanime si pierde un día en su “brillante en lo básico” metas. Recoge usted mismo y sigue adelante! Una vez más, te alegrarás de haberlo hecho! Un dicho favorito de Presidente Gordon B. Hinckley era este: “Sigue intentando. Ser creyente. Sé feliz. No se desanime.” (por Jeffrey R. Holland, “El Presidente Gordon B. Hinckley,” Ensign, Junio 1995, p. 4.)

Por Que?

¿Por qué debe hacer un esfuerzo para ser brillante en los fundamentos del evangelio? Quieres saber el evangelio, no sólo las lecciones misionales. Elder M. Russell Ballard explica:

“Les necesitamos. Al igual que los 2.000 jóvenes guerreros de Helamán, ustedes también son hijos espirituales de Dios y pueden ser investidos con poder para edificar y defender Su reino. Necesitamos que hagan convenios sagrados, así como ellos lo hicieron. Necesitamos que sean meticulosamente obedientes y fieles, tal como ellos lo fueron. …

“Escuchen esas palabras, mis hermanos jóvenes: Valientes. Intrepidez. Vigor. Actividad. Fieles. No necesitamos jóvenes espiritualmente débiles y que estén comprometidos sólo a medias; no necesitamos que simplemente llenen un puesto, sino que necesitamos todo su corazón y toda su alma. Necesitamos misioneros vibrantes, inteligentes y fervientes que sepan escuchar y responder a los susurros del Santo Espíritu. Éste no es el momento para los alfeñiques espirituales; no podemos enviarles a una misión para que se reactiven, se reformen o para que obtengan un testimonio; simplemente no tenemos tiempo para eso. Queremos que estén llenos de “fe, esperanza, caridad y amor, con la mira puesta únicamente en la gloria de Dios” (D. y C. 4:5). – Elder Ballard – Conferencia General Octubre de 2002 – Sesión del Sacerdocio

Hagámoslo!

Si usted está listo para tomar este desafío, por favor deje un comentario acerca de lo que usted escogió. Luego, en unos meses, vuelve al sitio y háganos saber cómo va y cómo ser “brillante en lo básico” ha ayudado en su preparación misional. “Hermanos, ¿no hemos de seguir adelante en una causa tan grande? Avanzad, en vez de retroceder. ¡Valor, hermanos; e id adelante, adelante a la victoria!” DyC 128:22

Templos son parte integral de la obra misional

washington_lds_mormon_temple2

Templos son parte integral de la obra misional por dos razones:

  1. La investidura del templo da poder de lo alto a misioneros para hacer su trabajo.
  2. El bautismo es el primer paso hacia las mayor ordenanzas de la salvación recibida en el templo.

La investidura del templo da misioneros el poder de lo alto

Los nuevos misioneros, en general, ir al templo para recibir su investidura justo antes de salir de su misión. A través de estas ordenanzas del templo, los misioneros reciben los conocimientos, poder y fuerza que viene a través de la mayor comprensión del plan de nuestro Padre Celestial. Muchos profetas y apóstoles modernos han enseñado la importancia de recibir la investidura del templo antes de servir una misión:
Howard W Hunter

  • El presidente Howard W. Hunter: “Vamos a preparar a cada misionero para ir al templo digno y hacer que la experiencia de un momento culminante aún mayor que el que recibir la llamada misional.” (Ensign, Nov. 1994)
  • Jeffrey R HollandÉlder Jeffrey R. Holland: “Ir al templo para su propia investidura. . . [es] una parte integral de su preparación para la misión. . . . [Usted] debe entender la importancia de los convenios del templo [y] el vínculo indisoluble que existe entre su investidura y el éxito de su misión. De hecho, la palabra investidura transmite la esencia de ese enlace vital. La investidura es un regalo. No se puede hacer este trabajo solo. Tenemos que tener ayuda de Dios, tenemos que tener los dones de Dios. . . . Este trabajo es tan grave y la oposición del adversario es un poder tan grande que necesitamos todos los poderes divinos para mejorar nuestros esfuerzos y avanzar la Iglesia con paso firme.” (“Making and Keeping Covenants”, Apr. 25, 1997).
  • Bruce R McConkieEl élder Bruce R. McConkie: “Los apóstoles, o cualquier ministros o misioneros en cualquier edad, no están plenamente cualificados para ir adelante, predicar el evangelio y edificar el reino, a menos que tengan el don del Espíritu Santo y también están dotados con poder de lo alto, es decir, [ellos] han recibido ciertos conocimientos, poderes y bendiciones especiales, normalmente dado sólo en el Templo del Señor ” (Doctrinal New Testament Commentary, 3 vols. [1966–73], 1:859).
  • Joseph Fielding SmithEl presidente Joseph Fielding Smith: “¿Entiendes por qué nuestros misioneros ir al templo antes de que se apartan por sus campos misionales? Este es un requisito que se haga de ellas. . .El llamó a todos los misioneros a Kirtland en los dias tempranos de la Iglesia para recibir investiduras en el templo erigido allí. Dijo que era para que pudieran salir con mayor poder de lo alto y con mayor protección.” (Doctrines of Salvation, comp. Bruce R. McConkie, 3 vols. [1954–56], 2:255).

El bautismo es el primer paso hacia mayores ordenanzas recibida en el templo
Mormon Baptism

Élder David A. Bednar, en su discurso de conferencia general en mayo de 2009, explicó que “el pacto bautismal contempla claramente un evento o eventos futuros y espera con interés el templo.” Citando a Elder Neal A. Maxwell, dice, “Es evidente que cuando bautizamos, nuestros ojos deben mirar más allá de la pila bautismal del templo santo.”

Citando a Elder Dallin H. Oaks, Elder Bednar dice que cuando participamos de la Santa Cena cada semana que “no son testigos de que nos tomamos sobre nosotros el nombre de Jesucristo. [Más bien], somos testigos de que estamos dispuestos a hacerlo. El hecho de que solo damos testimonio de nuestra voluntad sugiere que algo más tiene que ocurrir antes de que realmente tomar ese nombre sagrado sobre nosotros en el sentido último [y] más importante “. Elder Bednar sigue a explicar que es en el templo que más plenamente tomamos sobre nosotros el nombre de Cristo (vea DyC 109:22).  (“Honorably Hold a Name and Standing”, Elder David A. Bednar, Ensign May 2009)mormon blessing sacrament bread

Élder Russell M. Nelson también ha enseñado este principio cuando dijo que “el trabajo misionero es sólo el comienzo” de la reunión de Israel. Él continuó diciendo “el cumplimiento, la consumación de esas bendiciones viene como los que han entrado en las aguas del bautismo perfeccionar sus vidas hasta el punto de que puedan entrar en el templo sagrado. Recepción de la investidura sella que los miembros de la Iglesia al convenio de Abraham.” (Perfection Pending, and Other Favorite Discourses [1998], 207).

Mi Experience en el Temploelder jimmy smith buenos aires lds mormon temple

Mi experiencia, al asistir al templo y en el bautizo de las familias como un paso hacia el templo, ha sido que la doctrina por encima es verdadera. Como un nuevo misionero, yo estaba en mejores condiciones de enseñar el Evangelio porque había sido bendecida con el conocimiento, poder y fuerza que viene a través de la mayor comprensión del plan de nuestro Padre Celestial como se aprende en el templo. Sé que al menos una de las familias que bauticé en mi misión, la familia Almada, fue al templo para ser sellados juntos para siempre. Fue el más dulce placer de mi misión de saber que esta familia estará junto por el tiempo y toda la eternidad, a través del poder del sacerdocio para unir las familias en la tierra y en el cielo.

Espero que permanecen, como misionero, siempre dignos de las bendiciones del templo, y que tenga poder y el éxito en traer a muchos a las aguas del bautismo, y así ayudarles a dar los primeros pasos hacia las bendiciones del templo santo.