Diseño Web Responsable para 2017

Nuevo diseño web para 2017

Me complace presentar un nuevo diseño para el sitio web, Preparación Misional Mormóna. El sitio tiene una nueva apariencia, un nuevo logotipo, un diseño responsivo (móvil amigable), un menú reestructurado para facilitar su uso y otras mejoras. Espero que disfrutes del sitio actualizado.

El nuevo logotipo para el sitio en español imita el nuevo logotipo que el sitio en inglés obtuvo hace un par de años. El nuevo diseño del sitio es más limpio y más simple y espero que sea más fácil encontrar lo que buscas y enfocarte en el contenido. El nuevo sitio también está mejor optimizado para ser compartido en las redes sociales. En general, creo que usted encontrará el sitio mucho mejor desde una perspectiva funcional y visual. Si tiene algún comentario o si tiene algún problema técnico, avíseme en la página de contacto. Gracias.

Nuevo requisito mínimo de edad para los misioneros

El sábado 6 de octubre de 2012, durante la Conferencia General, el presidente de la Iglesia Thomas S. Monson anunció un nuevo requisito mínimo de edad para el servicio misionero mormón: 18 para los hombres jóvenes y 19 para las mujeres. Vea la transcripción completa del presidente Monson a continuación.

Reaction to Lower Age Requirement for Missionaries

El Élder Russell M. Nelson, del Quórum de los Doce Apóstoles, dijo en una conferencia de prensa tras el anuncio: “Estamos ampliando nuestros esfuerzos para dar más a los hombres y mujeres jóvenes la oportunidad de participar en esa comisión divina”.

En cuanto a reducir el requisito de edad para las mujeres, el élder Jeffrey R. Holland, del Quórum de los Doce Apóstoles, dijo: “Personalmente estoy absolutamente encantado de que este cambio en la política permite muchas, muchas más mujeres jóvenes a servir”.

Para obtener más información, consulte el artículo Sala de Prensa SUD, La Iglesia reduce el requisito de edad para el servicio misional. Aquí está la declaración del presidente Monson:

“Hermanos y hermanas, ahora pasaré a otro asunto: el servicio misional.

Por un tiempo la Primera Presidencia y el Quórum de los Doce Apóstoles han permitido que jóvenes de ciertos países sirvan a los 18 años cuando son dignos, aptos, se han graduado de la escuela secundaria y tienen el deseo de servir. Ésta ha sido una norma específica para cada país y ha permitido a miles de jóvenes servir en misiones honorables y también cumplir con las obligaciones militares requeridas y las oportunidades de estudio.

Nuestra experiencia con estos misioneros de 18 años ha sido positiva. Sus presidentes de misión nos dicen que son obedientes, fieles, maduros y prestan servicio tan bien como los misioneros que son mayores que ellos y sirven en las mismas misiones. Su fidelidad, obediencia y madurez ha ocasionado que deseemos esa misma opción de servicio misional anticipado para todos los jóvenes, independientemente del país de origen.

Me complace anunciar que, entrando en vigor de inmediato, todos los jóvenes dignos y capaces que se hayan graduado de la escuela secundaria o su equivalente, independientemente de dónde vivan, tendrán la opción de ser recomendados para la obra misional a los 18 años en lugar de a los 19. No estoy sugiriendo que todos los jóvenes servirán, o deban hacerlo, a esa edad más temprana. Más bien, basado en las circunstancias individuales, así como en la determinación de los líderes del sacerdocio, ahora tienen esa opción.

Al meditar en oración la edad a la cual los jóvenes podrían comenzar su servicio misional, también hemos considerado la edad a la que las mujeres jóvenes podrían servir. Hoy me complace anunciar que las jóvenes dignas y capaces que tengan el deseo de servir, pueden ser recomendadas para el servicio misional a partir de los 19 años en lugar de los 21.

Afirmamos que la obra misional es un deber del sacerdocio, y alentamos a todos los hombres jóvenes que sean dignos y que son física y mentalmente competentes, a que respondan al llamado de servir. Muchas jovencitas también prestan servicio, pero no están bajo el mismo mandato de servir que los hombres. Sin embargo, les aseguramos a las hermanas jóvenes de la Iglesia que pueden hacer una valiosa contribución como misioneras y aceptamos con brazos abiertos su servicio.”

Bienvenidos a la conferencia, El presidente Thomas S. Monson, Octubre 2012